Noticias Comarca

Por Tarazona y el Moncayo sobre cuatro ruedas

Dos taxistas ofrecen rutas para visitar los rincones de la comarca

Juanjo Teruel y Antonio Carrión, taxistas con licencia en Tarazona, han puesto en marcha el servicio de taxi turístico. El objetivo de esta iniciativa es que la gente pueda disfrutar de la ciudad y del entorno que la rodea, pero sobre dos ruedas.

Ambos taxistas explican que la idea surgió "ante la llegada de numerosos autobuses con gente mayor que tenía dificultades para ir, por ejemplo, al casco antiguo". Afirman, también, que "ya había venido gente a pedirnos el servicio antes de que lo tuviéramos". Además "se trata de una manera de crear publicidad y tener un aliciente para la zona del Moncayo".

Este servicio de taxi ofrece tres rutas distintas: una urbana, que transcurre por la Tarazona más monumental; otra por el Moncayo en la que se visitan Santa Cruz, la conocida como ‘cuesta del engaño', el santuario, San Martín de la Virgen del Moncayo, el Museo del Labrador de Lituenigo, el mirador de La Diezma, el castillo de Grisel y, por último, en el Pozo de los Aines. En la tercera ruta, los taxis hacen un recorrido que les lleva hasta el monasterio de Veruela, el castillo de Trasmoz, Alcalá del Moncayo y, finalmente, las cuevas de Añón. Carrión asegura que "la gente se queda impresionada con la cuesta del engaño porque dicen que es mentira".

Juanjo Teruel, en su taxi en Tarazona Antonio Carrión, al volante de su taxi

Cada recorrido tiene un precio distinto. La ruta urbana, dónde enseñas lo nuevo y lo viejo, son 15 euros y dura más o menos una hora. La segunda cuesta 30 euros y se alarga hasta las dos horas horas. Y la tercera, que es algo más amplia, con casi tres horas, tiene un precio de 40 euros. Además, se permite el pago con tarjeta de crédito.

Para todas las edades

A pesar de que la iniciativa está teniendo una gran acogida por parte de los turistas, cada ruta tiene más o menos su público, aseguran ambos taxistas. "La ruta de Tarazona y la del monasterio de Veruela son más demandadas por la gente mayor, sin embargo, las familias y los jóvenes se decantan más por la ruta del Moncayo", añaden.

Pero el trabajo de Teruel y de Carrión no sólo consiste en enseñarles las diferentes rutas, sino que también hacen de improvisados guías turísticos. "Hemos aprendido la historia y muchas de las cosas del entorno gracias a las demás guías", apuntan. Y aseguran que es un una buena forma de promocionar la comarca de Tarazona y el Moncayo y prestar un servicio que viene a suplir la carencia de, por ejemplo, un servicio de autobús que conecte Tarazona con el Parque Natural o el monasterio de Veruela.

Sin votos

Comentarios»

    No se ha introducido ningún comentario por ahora.