Noticias Comarca

Malón busca la fórmula para ofrecer una tienda de ultramarinos

El Ayuntamiento de la localidad estudia impulsar este servicio para la población tras el cierre del último comercio hace seis meses.

Los vecinos de Malón llevan más de medio año sin una tienda de ultramarinos en el pueblo. La última que había cerró el pasado mes de octubre, dejando sin este servicio a los tres centenares de vecinos de la localidad. Como consecuencia, el Ayuntamiento ha marcado este asunto como prioritario para la legislatura que ahora comienza.

La socialista Ana Carmen Calavia repite como alcaldesa y quiere encontrar una solución "para dar facilidades a la población". Fue una vecina del pueblo, Elsa Magaña, quien se hizo cargo de la tienda los tres últimos años, en la que vendía "un poco de todas las cosas más básicas". Durante el verano, la población de Malón aumenta considerablemente, por lo que disponer de un punto de venta con todo tipo de productos es fundamental.

El Ayuntamiento de esta pequeña localidad de la comarca de Tarazona y el Moncayo quiere ayudar de alguna manera para "crear una tienda o un espacio multiusos". "Si no va a haber nadie en particular que quiera mover ficha, desde el Ayuntamiento podríamos impulsarla de forma que una persona lo gestionara", dice Calavia.

Esta idea ya surgió en el actual mandato que llega a su fin, pero no hubo tiempo suficiente para ponerla en práctica. "Ahora que empezamos una nueva etapa sí nos planteamos desarrollarla", dice la alcaldesa en funciones, que será investida de nuevo el próximo sábado.

La realidad es que cada vez hay gente más mayor en el municipio y no todos lo tienen fácil a la hora de llenar la despensa. "Muchas personas no tienen coche propio para ir a comprar. Algunos, afortunadamente, tienen aquí a sus hijos, que les llevan a comprar a Tarazona o les hacen la compra, pero hay otros que no tienen esa suerte y, por tanto, se encuentran con este problema en su día a día", explica Ana Carmen Calavia.