Los grafitis de los calabozos del Palacio Episcopal.

Los grafitis del Palacio Episcopal

Este sábado, 25 de mayo, tendrá lugar en Tarazona una interesante exposición del trabajo de investigación y divulgación realizado por el arqueólogo e historiador José Ángel Serrano mediante una charla y visita guiada apta para todos los públicos. El evento tendrá lugar a las 20.00 y es de carácter gratuito.

Se trata de una oportunidad única para conocer de primera mano el interesante conjunto de grafitis que prevalece en los calabozos del Palacio Episcopal de Tarazona, realizados entre los siglos XVIII y XIX.

El Palacio Episcopal, de uso residencial y administrativo como sede de la curia, también contaba desde el año 1384 con un espacio empleado como cárcel eclesiástica. Entre 1706 y 1762, la ampliación del lado Este del edificio funcionó como cárcel eclesiástica, y en esta zona se conserva un importante conjunto de grafitis con gran valor histórico y documental por recoger circunstancias e información que no se encuentran en los estudios históricos.

Los grafitis del Palacio Episcopal tienen una característica singular que los hace todavía más atractivos si cabe: se trata de grafitis carcelarios realizados en un espacio penitenciario eclesiástico. Así pues, son un espacio de supervivencia, que permiten a su autor mantener la esperanza y la cordura en una situación límite como es la privación de la libertad y la angustia ante la espera de la sentencia del tribunal.

La importancia cualitativa y cuantitativa de este conjunto ha permitido constatar el uso carcelario de esta parte del edificio al menos desde 1706 para el espacio de la planta baja. No obstante, la mayor parte de los grafitis se realizaron en la segunda mitad del siglo XVIII, encontrando también algunos de finales del siglo XVIII e incluso del siglo XIX, siendo 1840 la fecha más reciente encontrada.

El estudio realizado hasta el momento sobre dichas manifestaciones permite definir la condición social de las personas encarceladas. En la celda de la planta baja debieron ser presos eclesiásticos dada la temática religiosa, la calidad y cantidad de inscripciones, la precisión y el esmero con que están realizados, así como la información que aportan. Mientras tanto, una de las celdas del piso superior presenta mayoría de temática laica, con predominio del tema bélico a través representaciones de armas y soldados, motivos de la vida cotidiana, y con una menor presencia de inscripciones -como es habitual en un ámbito donde el analfabetismo era la tónica dominante-. En total, hay identificados 210 grafitis de diversas tipologías.

 

Sesiones del evento:

  • El 25 de mayo, 'Los grafitis de los calabozos del Palacio Episcopal: Un patrimonio por descubrir' en Tarazona.

    La charla y visita guiada tendrá lugar a las 20.00 del sábado y es de carácter gratuito. Será una oportunidad única para conocer de primera mano el interesante conjunto de grafitis que prevalece en los calabozos del Palacio Espiscolal turiasonense, realizados entre los siglos XVIII y XIX.