Noticias

Impulso a las riberas del Queiles en la comarca

La Confederación Hidrográfica del Ebro realiza obras de mejora en Los Fayos o Novallas, entre otras localidades

Las riberas del Queiles lucen un aspecto mejorado en varios puntos de la comarca, en especial, Los Fayos o Novallas. Durante estos días, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado las obras de adecuación y mejora del sendero fluvial del Queiles en el término de Los Fayos, una actuación que ha supuesto una inversión de 58.392 euros dentro de las acciones medioambientales del organismo de cuenca.

Pasarela de Los Fayos

El proyecto se integra entre las acciones de recuperación que la Confederación ejecuta en toda la Cuenca a través del Área de Gestión Medioambiental y que permiten dar respuesta a peticiones de ayuntamientos que no pueden asumir este tipo de actuaciones de restitución de márgenes y riberas. Así, en 2011, entre otras, se han finalizado en la provincia de Zaragoza actuaciones para la mejora de cauces en el mismo Queiles, en este caso, en Novallas.

Estos trabajos son la continuación del proyecto de restauración del soto fluvial del Queiles ejecutado en el año 2010, al que se destinó un presupuesto de 60.000 euros y que se centró en la recuperación del bosque de ribera y en la creación de un sendero educativo y de una zona de aparcamiento al inicio del recorrido. Ambos proyectos fueron solicitados por el Ayuntamiento de la localidad de Los Fayos y tienen como objetivo preservar la biodiversidad y poner en valor esta zona, comprendida dentro de la Red Natura 2000.

En el caso de Los Fayos, se ha actuado en 385 metros de sendero en la margen derecha del río, aguas arriba del casco urbano del municipio. El recorrido se inicia en el aparcamiento situado junto a la carretera que une Los Fayos con Tarazona (la CV-639).

En concreto, se ha mejorado el firme del sendero, que coincide en su parte inicial con el acceso a los huertos de la margen derecha del río, aportando zahorra natural; se ha ampliado su anchura hasta los tres metros y en su tramo final, se ha realizado una limpieza y desbroce selectivo de la vegetación.

El proyecto también ha incluido otras dos acciones singulares. En primer lugar, se ha recrecido un tramo de camino de unos 35 metros, que presentaba cierto desnivel descendente y donde se producían escorrentías que originaban cortes en el paseo. Aquí, además, se ha incluido un caño de hormigón que permite el drenaje hacia el cauce del río.

El otro elemento es la construcción de una pasarela de madera en arco, de 1,5 metros de anchura y 11 metros de longitud. Una vez superada la pasarela se ha construido un tramo de sendero que comunica esta con el camino de acceso a la carretera del azud de derivación del embalse de El Val que, además, ha servido de acceso durante la ejecución de los trabajos.