Noticias

La resaca de un día inolvidable

Los turiasonenses reciben con entusiasmo a los Príncipes en la inauguración de la Catedral

Quienes allí estuvieron, tardarán en olvidarlo. Los Príncipes de Asturias inauguraron ayer la catedral de Santa María de la Huerta, en concreto la restauración llevada a cabo en las últimas tres décadas que, hace casi un año, permitió la reapertura del templo y la recuperación del culto y del turismo. La jornada había creado una gran expectación no sólo entre los turiasonenses sino también en poblaciones cercanas.

Un día después, la visita de Sus Altezas todavía sigue en el ambiente y centra las conversaciones de los turiasonenses, en especial, quienes acudieron al entorno del templo e, incluso, pudieron saludar en primera persona a los Príncipes. La crónica de este 9 de febrero, que será recordado durante años, no defraudó.

Los Príncipes, junto a Rudi y el resto de autoridades, en la Catedral

A las 12.15, tal y como estaba previsto, don Felipe y doña Letizia llegaban a la plaza de la seo, donde eran recibidos por la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi. También por otras autoridades, como el alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte; el presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel; el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; y el subsecretario del Ministerio de Cultura, Fernando Banzo.

Cientos de personas esperaban su llegada tras las vallas. Los Príncipes llegaron hasta el atrio principal saludando y dando la mano a numerosas personas, incluidos los escolares de Primaria de varios centros que disfrutaron de una jornada casi festiva. A los pies de la catedral los recibió el obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola, acompañado de los canónigos del Cabildo.

Una vez dentro, comenzó una breve liturgia de la palabra, con cánticos de la Coral Turiasonense. “Hoy es un día grande para Tarazona y su comarca”, dijo el obispo en su intervención. Hernández Sola dio las gracias “a todos aquellos gobiernos e instituciones que durante estos treinta años han hecho posible económicamente esta maravillosa realidad”. Además, recordó que “quedan importantes obras por realizar”.

Don Felipe recordó su anterior visita al templo, en 2000

Los apenas ochenta invitados vieron después un vídeo del estado de la catedral antes de la puesta en marcha del Plan Director de Restauración “en homenaje a los trabajadores”, que han pasado a lo largo de las sucesivas obras realizadas. Precisamente el arquitecto responsable, Fernando Aguerri, fue el encargado de guiar a los Príncipes en el recorrido que hicieron seguidamente. También vieron algunas capillas cerradas y el claustro.

A su salida del templo salieron a saludar a las personas congregadas en la calle, hasta llegar al patio del palacio de Eguarás. Allí hicieron lo propio con representantes de toda la sociedad turiasonense, después de descubrir una placa conmemorativa de esta inauguración que se colocará en la catedral de Santa María de la Huerta. Minutos antes de las 14.00, finalizaba una jornada histórica para Tarazona que muy pocos olvidarán.

Reconocimiento

El Príncipe, tras contemplar la restauración, se mostró "gratamente sorprendido" por el resultado de los trabajos, según afirmó a Heraldo.es el alcalde Beamonte. Don Felipe, agregó el alcalde, recordaba perfectamente una serie de trabajos que se estaban realizando en aquel momento y en concreto que se había preocupado por unos sistemas hidráulicos de elevación para dar una solución estructural al edificio.

La expectación ha ido en aumento esta semana en Tarazona, conforme se acercaba el día de la inauguración. Esta misma mañana, eran muchos los turiasonenses que se hacían con un ejemplar de HERALDO DE ARAGÓN, que el jueves dedicó un suplemento especial de ocho páginas sobre la restauración de Santa María de la Huerta.