Noticias

Los alumnos de percusión, durante el concierto en la Plaza de Toros Vieja

El Conservatorio cierra un curso con casi 40 alumnos titulados y un balance “muy positivo”

Un concierto de percusión puso una nueva guinda a esta campaña, que ha contado con 223 inscritos en elemental y profesional

El Conservatorio Profesional de Música de Tarazona cierra el curso 2014-15 con un crecimiento constante y con un número creciente de alumnos: en concreto, este año estuvieron matriculados 223 alumnos, tanto en el nivel elemental (134) como profesional (89). De ellos, un total de 39 han concluido el año titulados (30 diplomas elementales y 9 títulos profesionales), lo que implica “unas cifras considerables para Tarazona, un balance muy positivo”, explica la jefa de estudios del centro, Sonia Calot.

Al mismo tiempo, la dinámica de las pruebas de acceso para el siguiente curso, 2015-16, hacen pensar en que se ratificará esta tendencia al alza. “Vienen alumnos de toda la comarca, pero también de Borja, de Mallén, de Pedrola, de zonas próximas de Soria o de Navarra”, añade Calot.

Este jueves, los alumnos de percusión ofrecieron un concierto inédito en Tarazona, con instrumentos variados e incluso algunos de ellos confeccionados a partir de distintos materiales reciclados. Salieron desde el paseo de los Fueros y ofrecieron un ameno recital en la Plaza de Toros Vieja, ante la atenta mirada de cientos de turiasonenses, y con piezas para todos los públicos, también pensadas para los más jóvenes, con guiños a bandas sonoras de James Bond, el Tetris... Esta actividad puso el broche de oro a un final de curso que ya contó la semana anterior con un concierto, en este caso en el Teatro Bellas Artes, y en el que actuaron todos los alumnos del centro.

El ciclo elemental del conservatorio está pensado para niños de entre 7 y 11 años; en el caso del ciclo profesional, los alumnos suelen tener entre 12 y 13 años cuando acceden al mismo, aunque se admite a personas de distintas edades.

Si bien el piano, el clarinete, el violín o la guitarra siempre son los instrumentos más solicitados, en Tarazona existen hasta 15 especialidades que cubren orquesta y banda y, entre las menos usuales en otros centros, se encuentra, por ejemplo, el fagot.

Al terminar en Tarazona, “muchos alumnos continúan su carrera musical en conservatorios superiores como los de Zaragoza, Pamplona o San Sebastián”, concluye Calot, inmersa en los preparativos del curso que viene.